22.4.20

me acuerdo de ready

*
* 
bajo el arc del triomf


su banderita plegada mientras
desfilan las tropas fascistas. Se hace un
silencio, se escucha un trueno, luego un
despertador y amanece junto a ella y le prepara
el desayuno y le besa los ojos, quedan
dos segundos de democracia occidental capitalista

viviremos como siempre, amor,
siempre hemos estado enamorados


siempre hemos sido pobres y siempre
hubo el riesgo de empobrecer aún más


*

bajo el arc del triomf



trabaja pasando la hoja del número de
un contador de muertos de
la guerra permanente

es un buen trabajo para poder llorar mientras

llorar durante las horas de trabajo
robarle al trabajo su sudor y su tristeza
una nueva revuelta, llorar


lo queremos todo


pero sobre todo a ese a esa el otro día
que ya no existe más
gracias a la flexsecuriy


María Salgado, ready, Arrebato, 2012
/ aquí
toda la serie de bajo el arc del triomf /
*
*
*  

15.4.20

cuánta agua · proporcional · al tiempo
cae

1.4.20

en aislamiento en el confinamiento y sin aislar en el confinamiento, la parada de la producción, la multiplicación de la reproducción, el presente continuo. En la forma que se forma en la ropa en el tendal en la azotea dos edificios después, desde el balcón la veo. En Montreal, al frío, De lengua trois pieces. En el hotel de las paredes negras y el espejo amarillo y las sábanas blancas. En la frontera con US, I am an. En un gimnasio de un instituto en el detalle de un poema cuando crees que lo entiendes, pero no cuando lo entiendes, cuando lo entiendes se termina. En un bajo de El Carmen,  arroz basmati, Angels de the xx, horas seguidas de trabajo. En la terraza iluminada de neón rojo bajo las arcadas junto al metro del barrio de la Concepción. Con mi hermana. Con Luz en Barcelona en la explanada al frente de la catedral. En casa de Pablo, horas seguidas de conversación. En un disturbio hacia Gracia. En Bilbao en la lluvia. En la Ingo en la sesión del seminario sobre Bee y lxs language en la que el pensamiento cambiaba de cabeza a cabeza a la velocidad del rayo y no había centro sino circulación, variación, compartición en movimiento. En el panfleto al día siguiente frente a los portones. En el estreno del Frag. 2, con quienes luego la hablaron durante horas, a favor y a la contra. En un sótano luego de nuevo, más cansancio, más ganas, más pelea. En el parque de Canal junto a las fuentes de agua, sobre la madera. En el mejor verano del mundo. En un bus que dura horas horas seguidas leyendo, horas seguidas mirando el paisaje. En el miedo en el puente con una navaja los chicos, la chica italiana que luego conocimos. La noche que te salvas, su hermosura. Las mañanas de los miércoles que pude escribir REKORD. En Cafetería Estrecho. En la presentación de Porvenir en Independance, sin dormir por horas, el arte real. En la pinchada de Gallo Hermético y sentadas sobre el suelo en el cierte de la fiesta de La Lenta ya de día. Adri y Julio en el colchón. En Florida Retiro, Siroco, Las Horas, los chicos que tan bien bailaban lento el tempo rápido, con Pablo, Fran e Iván. Con Fran forever. Con Isabel. En Getxo, al faro. Un faro una importante luz pequeña. Alez Bazcinsky-Jenkins, Ellie Ga, Rita Indiana (La Mucama de Omicunlé !!!), Dalia Rossetti, Fernanda Laguna, Severo Sarduy, Uriel Barthélemei, Hassan Kahn, Arthur Jaffa, Kirstin Ross, Lyn Hejinian. En Lleida en la Seu Vella una mañana de mucho sol tras mucha niebla. Llorar por dinero & que no te importe el dinero. Querer dejarlo & no querer nunca dejarlo. En Bellvitge, una caña al sol a la puerta de la lavandería mientras esperamos. Con Jara. Con Heura. Plaza del Príncipe, Grand piano. En una playa de arena negra y dorada. Con Paula. En Cáceres en la plazoleta en la que cantaba alguien conectado a las potencias. Esa tan clara oscuridad vs la tan obscena transparencia de esta pequeña era. En un parque en el verano de la villa cuando sonó el rayo rojo, en la fiesta de chica, en el calor abrasador. En la biblioteca, a jierro. En una sidecar, en un globo aerostático, en un avión sin pilotaje. Es un camino largo, es un camino muy muy largo, es un camino la la largo, pero gusta casi casi todo el rato. Contra el capitalismo. En las revueltas. En Tetuán.