13.2.11

ny / ...



a veces voy a ny - tardo dos horas en llegar desde philadelphia - son viajes sencillos en autobus a través de un paisaje sin pretensiones - una especie de viaje secreto, sin foto. Me gusta de philly que es el extrarradio de algo más grande respecto de lo que no siente ansiedad. A veces paro en Brooklyn, en casa de A. A veces en casa de G y A en Harlem. Harlem y Queens me parecen, a veces, los únicos barrios reales de ny. He conocido el Saint Nick's, un local de jazz en directo en la 147 - me gusta no por el jazz, que me aburre, sino por la clientela. Entre semana se puede conocer a cualquiera que ande por la barra, te saludan, hacen por que estés a gusto. Las dos veces que he ido ha aparecido un elegante tipo que lucía un bombín blanco; también había parroquianos en chandal. Las luces son ristras de bombillas de colores típicas de navidad; el techo es bajo y de gotelé; a mí me recuerda a una cueva del Sacromonte. Ahí o en otros bares hablamos mucho; para mí ese es un signo de amistad, hablar sin fin, hasta caer dormidxs - también leer y releer los textos de lxs amigxs; será verdad eso de que escribimos en parte para que nos quieran/querer más  (gracias, Syk...)