7.5.24

publicaciones 023/024 // textos para descarga // [+ por venir]

 

> "Una relación más de intensidad que de duración. David Bestué en conversación con María Salgado / A relationship of intensity, rather than duration. David Bestué in conversation with María Salgado". En Pajarazos / Ciutat de sorra, Puente editores, 2024; catálogo de las exposiciones «Ciutat de Sorra» y «Pajarazos» celebradas en los centros de Arte Fabra i Coast (Barcelona) y Patio Herreriano (Valladolid), 2024. Segunda parte de "Porque cosas que han sido otras se han deshecho de ser. Una conversación entre David Bestué y María Salgado / Because things that have been other things have undone their own being”. ROSI AMOR, publicación de la exposición de David Bestué en el Museo Nacional de Arte Reina Sofía. Madrid: MNCARS, 2017.
 
> Texto de la presentación del libro Tu existe de Luz Pichel leído en Enclave de libros, Madrid, el 16/4/024 y en la librería Ramón Llul, Valencia, el 9 /3/024 
 
> "Poética 021/1", publicada en Rapallo conversa. Mapas, políticas y prácticas, Buenos Aires: Rapallo, 2023, con texto de Gabriel Cortiñas, Laura Jaramillo, Violeta Kesselman, Gertrude Stein, Nicole Brossard, Diego Sequera y Kamau Braithwaite.

1.5.24

Texto de la presentación del libro Tu existe de Luz Pichel leído en Enclave de libros, Madrid, el 16/4/024 y en la librería Ramón Llul, Valencia, el 9 /3/024

polas fendas das pedras das casas respira / a historia do mundo * Todo o mundo precisa alghún día de monte * Desde esta casa vese o mundo enteiro * saímos á vista do mundo sen bolso nin pau / á escoita * Dentro de Alén e de Vilar, se miras por un buratiño podes comprobar que cabe o mundo ou, alomenos, un mundo * Os contos de Manolo retratan o mundo. Queres dicir un mundo, corrixiu ela, A Outra. Non: todo o que eiquí nos están a contar é a historia do mundo en pequeniño, en tamaño foto de carné * Fai falta tempo para abrir un mundo * PÓDESE ESTAR NO MUNDO COMO ESTÁ UN PINO NO MONTE OU UNHA NUBE NO CEO? * Despois aprendeu a chorar diante da xente, que o mundo é moi ghrande e os carballos non son donos da súa sombra * Todo o mundo respetou sempre as ghaliñas. Eu sinto que se digho respectou estoulle faltando ao respeto a alguén, incluso a min mesma * Teño unha filla, si, tívena contra o mundo, ela é a miña flor, non me toques, que queimo * Alghús rapaces facían traballos que máis semellaban ser para bois ca para nenos, había que aprender a vivir naquel mundo * maldita estación marítima, maldito barcos que fuxían coas nais de todo o mundo * ese tango / meu ben! / o lombo ergueito ergueito / por enriba do mundo * A min paréceme que sen memoria non se pode entender o mundo * Aí están as túas raíces, pequena, dese mundo vés ti, non o esquezas, non hai tanto que foi * do lado de alá da raia de aquel monte non se acaba o mundo / quen o diría (fragmentos de Tu existe, La uÑa RoTa, 2023) ... arde u que? / u mundu / arde el mundu (fragmento de Co Co Co u, La uÑa RoTa, 2017)

Mundo es una palabra que nos une a Luz y a mí porque nos gusta y porque la usamos mucho, no sé por qué, aunque sospecho que no tiene que ver con su gran utilidad, pero es verdad que es muy útil.

Porque qué significa mundo exactamente.

Pienso que algo muy exacto no puede significar porque básicamente significa todo todo lo que hay, el “conjunto de todo lo existente”, según el diccionario, lo cual no es muy exacto porque por ejemplo las cosas como el vapor no son muy exactas en sí como para decir que exactamente están o no están en el mundo. O las latencias y presencias de los muertos. O las madrugadas. Son un montón de detalles estos que se nos escapan y decimos mundo un poco para que quepan todas.

Y luego que en ese conjunto también estamos nosotrxs incluidxs, así que todo lo que hay es también todo lo que nos contiene, así que aunque lo veamos y conozcamos, también lo dejamos de ver y lo desconocemos, porque a algo de escala tan grande no te puedes aproximar de una vez sino de a pocos y por partes.

Por eso cada una cuenta su mundo, un mundo, a la espera de que componga el mundo, con más o menos pretensión de universalismo según una pertenezca más o menos al subconjunto blanco, masculino, burgués y letrado que considera que su mundo es el mundo, y lo demás son músicas del mundo, folklores, supersticiones, márgenes.

Luz Pichel lleva muchos libros en muchas lenguas contando un mundo muy propio, es decir, de mucha más gente que ella conoce y se encuentra, en sobre todo Galicia en sobre todo las aldeas del Valle del Deza, y en sobre todo Madrid, Alcobendas, Puente de Vallecas, y de ahí a todas partes, digamos, porque es imposible contar el mundo gallego de aldea sin pasar por Venezuela, y Buenos Aires o Sao Paolo, o como sale en mi libro Sale, por Nueva York o Alemania.

Ese mundo muy propio de Luz Pichel ahora se desplazó unos kms hacia la zona del Xerés, en la Baja Limia, en Orense, cerca de Portugal, y muy cerca también de las aldeas de donde viene mi familia, con la que, por cierto, yo conseguí hablar, es un decir, gracias a la poesía de Luz Pichel.

Hay muchas diferencias entre este libro de Luz y los demás suyos, como entre los demás suyos y los demás suyos, pero la única diferencia que vi entre este libro de Luz y los demás suyos es la que pueda haber entre el cine documental y el cine de ficción pero no de Hollywood, sino este cine que trabaja con lo que se llama "actores naturales", como Pasolini hacía, o como Glauber Rocha o Pedro Costa.

Claro que en poesía es más difícil hacer la distinción porque ¿es la poesía un género de ficción exactamente?

Bueno, yo exactamente no lo sé, pero sí sé que TU EXISTE suena más documental, o sea, tiene una textura en que se ve mejor que en los otros libros suyos de dónde vienen las historias que cuenta o las frases que luego la loba de ella reconstruye como versos increíbles en sus poemas; como por ejemplo usar “loba” no como adjetivo exactamente despectivo, sino cariñoso, pero también provocador, vacilón, y hasta sexy, diría, y gracioso; no en vano en el poema que sale "loba" salen Whitney Houston y Sinnead O'Connor al lado de Olalla Cociña y Ángela Segovia, y salgo yo misma con mi nombre en gheada, Salghado.

También salen los nombres de los santos y los nombres de los pueblos y los nombres de aldea que contienen Vilar en el nombre, porque también un Vilar puede ser el Vilar, y un Alén, el Alén, etc.

Pero decía que es más documental porque aunque en otros libros de Luz ya hay un juego con la voz que dice en el poema, y con las voces de a quienes esa voz habla en el poema, y con la norma con quien esa voz que dice se relaciona (con Brodie, por ejemplo, en Co Co Co U), en este libro es aún más notorio que hay una que anota, digamos, y se va mezclando con las voces de otrxs que están literalmente enfrente o mirando por arriba del cuaderno.

La voz esta, que es la de Lucita de Pichel que se anota en la lista final, dice en un momento: “nada sei do lughar” y luego dice en otro momento: “Como é que se me fai todo tan coñecido / sen ter estado antes aquí, eiquí?”

Y esta extrañeza de la que habla esta voz, yo creo que le trae tonos y tintas y matices nuevos a las voces de los otros libros de Luz. Diría que esta voz está algo menos cargada, y diría que sonríe la mayor parte del tiempo, del gozo de escuchar, probablemente, y también del de no ser la portadora de la historia, por más que las historias del Xerés se parecen a las de Alén y a las de Riós, que es el ayuntamiento al que pertenece mi aldea.

Las historias en TU EXISTE se van amontonando y cruzando a un ritmo fresquísimo, como para no llevarnos al pozo del dolor del que hablan, que es mucho y muy hondo y muy explícitamente mencionado en este libro como fascismo.

El maestro fascista que pegaba a les niñes, la metáfora del zueco que a una le aprieta el cuello y no puede respirar, la violencia ejercida contra las abejas ya que no se puede ejercer contra el maestro, los intentos de violación y las violaciones, el nombre de la abuela que no está escrito en la lápida en que sí está escrito el nombre del abuelo, las madres que migran y dejan a sus bebés solitxs y sin besos, la chavala que migra y termina casada con el señor que la contrata, pero como ese señor es bueno, ella tiene mucha suerte.

Todas estas historias yo también las oí no solo en la aldea sino en casa sobre gente de mi familia que para el caso da igual que sean de mi familia, porque de lo que hablan tiene una historia mayor, que se llama patriarcado, capitalismo, nacionalcatolicismo, o incluso el mundo, el mundo tal como viene siendo tristemente y tal como va siendo procesado a las tardes en la conversación continua que es Galicia por las tardes, la gente saca la silla, se visita en la cocina y cuenta historias propias y ajenas un poco como Luz en TU EXISTE, aunque con otro ritmo distinto, diría yo.

Algunas de estas historias pasaron en muchas partes, no solo en Galicia, sino en Espania, donde también hubo una dictadura por todas partes, y a lo mejor por eso resonaría el libro de Luz Pichel en alguien de Valencia o de Madrid que lo quiera leer, ya que además no solo contiene historias sino sensaciones, sentimientos, reflexiones, versos muy memorables.

Pero hay un eje que yo no sé si se ha sentido igual en toda toda la península, y que es muy difícil de captar y transmitir, pero para mí este libro consigue de forma memorable desde el título tan extraño de TU EXISTE, que en este libro es a la vez un ERROR (porque le querían decir al maestro “tu es iste” y no "tu existe", como Luz anotó) y un conjuro para echar al maestro y, sobre todo, para mí, como lectora, es un conjuro para existir.

Creo que la vergüenza en Galicia es muy intensa. Es como una losa sin nombre escrito, y se hereda, pero de muy antiguo, es una vergüenza muy antigua, o al menos en la Galicia que yo he conocido por experiencia, es una vergüenza con la que he tenido que lidiar, digamos, y tiene que ver con un error casi como de partida, algo como un pecado original, como el del cuerpo abierto porque no le dicen bien el credo al nacer que sale en este poema del libro de Luz que le pedí que me grabara para escucharlo muchas veces:

Casi como en el mito de Orfeo, que por un segundo que se gira, pierde a Eurídice.

Pues aquí sin ni siquiera ser tú quien puede decidir o ser decididx a girarse: si alguien hace mal la pausa del credo, te abriste en canal para siempre y ya no le hay nada que hacer, y es como si el error ya fueras tú, como si el error ya fuera nacer.

Entonces, claro, cuesta luego un montón mantener la existencia en este mundo, no es algo que esté dado, digamos, cuesta quedarse dentro del conjunto de todo lo existente y existir para alguien, en la lápida escrito tu nombre, desde luego, pero ya no digamos más allá de la aldea, afuera.

Por eso se me hace una locura queer y hermosa que ese error divertido e inocente con que se interpreta mal las palabras al maestro violento se vuelva una manera de echarlo activamente del pueblo, que es una manera de existir: salir del zueco, salir del sometimiento.

Y por eso se me hace de una hermosura y potencia demasiado radicales que Luz le diga a la abuela sin nombre "TU EXISTES", y que le diga "existe Vilar, non desaparezas" a todo el Vilar do Xerés que en el verano de 2023 le contó todas esas historias con las que ella les hizo existir más y con las que hizo existir más a ella con ellos y a nosotras con ella y con ellos, y así, porque para eso sirve la ficción de todo tipo, para vivir vidas más vivas, digamos, sentimientos más auténticos, memorias más significativas. O como dicen unos versitos hermosos del poemario:

cando se xuntan varias memorias pode pasar / algho bonito un estalo de luces / no aire algho así / coma nas festas

María Salgado, marzo 024

11.3.24

en más memoria

un amigo muy querido un año hace

un querido muy querido, diez años hace

demasiado frío marzo antes de componerse en primavera, algo se hiela y cuesta mucho atraversarlo. Si hubiéramos sabido, si hubiéramos podido, pero ninguno de esos son probablemente el verbo. Quién sabe cómo se hace, quien sepa cómo se haga, quien salga entera del juego y vuelva a entrar luego, y siga jugando.

9.3.24

Valencia, 9/3/02

 

Con Luz Pichel en la librería Ramón Llul presentando su Tu existe y mis REKORD + Sale, presentadas por la poeta Lola Andrés, en un acto organizado por la editorial Contrabando


 

8.3.24

el 8M/024 empezó el 7M/024

en el concierto de presentación de En el bosque un claro de Eddi Circa. Así debió ser ver a Lole y Manuel o a Pegamoides o a la Mala o a Triana por primera vez: un mundo propio con sus reglas propias, que no pide permiso sino que lo toma todo, toma todo lo que quiere por el medio. Un vivir que se va haciendo pensamiento y un pensamiento que se va haciendo vivir y que, como vivir libre, y a diferencia del pensamiento masculino que, como dijo Eddi, consiste en zanjar, no zanja, no impone, ni juega a aparentar dificultad. Qué difícil volver fácil lo que hicieron difícil para confiscar, volverlo una canción sencilla compleja que mezcla el sexo con la hermenéutica; porque de hecho están mezclados y porque de hecho todo el mundo tiene una lengua y un cuerpo, una inteligencia, para comprender lo que recibe y para a la vez percibir su misterio. Creer en esto no es lo mismo que hacerlo pasar por ejemplo una noche de un siete de marzo en madrid, que es lo mismo que decir "mi alma es gay y por eso no está endurecida" y que suene de verdad, porque, aunque sea verdad, no siempre al decirla se hace verdad, ¿se entiende? Quiero decir que Eddi Circa todo lo que dice lo hace pasar de verdad [...]

8 de marzo de 2024 

QUE VIVA LA LUCHA TRANSFEMINISTA 

EDDI TE AMO 


21.2.24

en memoria

hay un montón de poemas de Alejandro Rubio que me impresionan, y libros como Falsos pareados que me encantan, pero el arranque de Música mala nunca me suelta, por el sonido y el ritmo fastuosos, y por lo irreverente y bruto de un vocabulario que, cuando leí la primera vez, yo nunca había escuchado antes dentro de un poema en castellano, y ya después me acostumbré y hasta lo vi desgastarse como recurso por cierto que de tan patriarcal pasado, homoerótico, diría, no en él sino en otros; pero el sonido, el ritmo, la desmitificación y el virtuosismo seguían ahí, intactos; una mezcla de barroco y conversacional, conversacional barroco, que me encanta. Las dos veces que coincidí con él, en Buenos Aires en 2016, me pareció que además de escribir muy bien, leía demasiado bien, y que tenía muchísimo filo al leer también, por eso me dio un gran orgullo, y quizá también un poco de alivio, que al oír "hay una trama" (Hacía un ruido) le gustara tanto que se levantara para celebrarlo. Copio aquí el poema en memoria, porque me llegó la noticia de su fallecimiento ayer por Gabriel Cortiñas, que fue quien me dio a conocer su poesía hace un montón de años. "Música mala" sale literalmente en un versito de Sale, si es que no sale su sonido a su manera versionado por otras partes de otros poemas que haya escrito desde que me puse a leerlo.

La canción de Bedoya 

Composición tema, La Obra: hilillos nada más,
hilillos de la lengua, blanquitos, como vetas
del texto que al develar
defenestran: a los cuerpos. Llenos, 
vacíos, llenos/vacíos, llenos 
y vacíos, se los enjuaga, a ellos,
en la corriente, lodosa, de la
lengua. En el estremecerse
del cuerpo bilingual, texto de última
carnal, hilillos o veta
-hilillos- de la carne otra:
ahí el Paisaje. Así el río, 
flujo mayor que arrastra el trozo
desde, hacia, el Destrozo: carnicería general
de la lengua. Lengua real, desreal, se realza
a (en, de, por) sí misma. El paisaje, por encima, 
flota. 
Tiembla. 
De repente se detiene.
Se                 para. Se-
para. Para-
dóxicamente: interrupción y corte:
fin, lengua cortada. De ahí el Paisaje,
rocas, aguas, lechos, casas y camas.
Bedoya, cantan afuera los niños,
nimios: chupame la polla. Y yo
aquí...
entre alcanfores. Truena el trueno sobre el trono,
trota en el potro la Tota, los baguales y alazanes, 
en efecto, corvan la corva. Yo, acá, 
ya no me llamo Bedoya, ahora soy Brian La Palma,
fotógrafo del suspenso que provoca el tener tiempo
de más para saber en qué momento va a pasar
lo que en este momento está pasando. Toc, toc.
¿Quién es? La Tota. ¿Qué Tota? La Tota que te parió.
Ah, el traba. Pasá, traba. Vos que te relamés
el labio lábil, con el lápiz lapislázuli
reponés lo consumido, entrás vestida de nada
y enseñando un seno entonás: Bedoya, ah
Bedoya, Bedoya, Bedoya, Bedoya,
Bedoya: chupame la. No. Sí. No. La tota, 
abierta, toma entre sus manos las pelotas,
puerca, con su lenguita de hilillos moja
y mama. Mama y leche, leche 
y lecho, de ahí
en adelante. Yo soy de vuelta Bedoya, un cacho
de alcanfor entre alcanfores, leche manando
y mamando a la vera del río Seco
donde en días claros se ve nadar todavía 
al ánade, ya casi pato, habiendo echado ya
los bofes el bagual, muertas las hojas, muerto el día, 
de mirar crecer las hojas, tronando solo
el trueno universal, me detengo,
voy, saco, empujo, corto, sueño, me voy...
en la palma: llegó la hora, llegó el material,
llegó la factura, llegaron
a hacer pata los obreros, llegó. 
                                             La Obra.

20.2.24

de vuelta

La escena de cualquier serie que vi en otro tramo parecido, en la / el que el capitán del barco atrapado en el hielo, ante la imposibilidad de resolver nada, se retira a beber todas las existencias de alcohol que quedan disponibles en bodega y, después que las termina, tras muchas noches perdido / perdidas, regresa al cargo. La escena de angustia en la impresionante Electra de Fernanda Orazi, la escena de angustia del personaje de Emilio Tomé en Los gestos de Pablo Messiez, el tono del recitado del poema de John Wieners que desde hace años he tratado de decir en alto sin éxito hasta que ahora por fin me doy cuenta que es exactamente el de la angustia, su tono como en cadena, encadenada, su voz seguida, o mejor dicho, perseguida, y se lo cuento a Raxet 1 de madrugada de pie al lado de la puerta del baño las dos hablando de tonos, lenguaje y poemas después que presente Cierva Imperio Perreo con Eddi Circa, El corazón del daño de María Negroni, qué cosa más bestial y a la vez precisa, bestial precisa: ¿pero cómo?, el último magnífico poema del bello Interior verano de Javier Vicedo Alós, leer el poema del miedo y los terrores nocturnos de REKORD en la presentación en JUF y que alguien lo encuentre y de pronto reconozca y recuerde en su interior y después lo comparta conmigo en la conversación, los demonios que persiguen a James Ensor y los de Susan Bee, ¿qué viene antes: el sentimiento o el lenguaje?, la teoría del lenguaje que leí diría que el lenguaje vs en los talleres de poesía que hago se suele oír que el sentimiento, pero cualquier capitán encerrado bebiendo de noche sabe que en esos tramos de obsesión verbal y dolor corporal que sobre todo pasan de noche, lo que precisamente pasa es que nada se distingue muy bien -el cuerpo, el lenguaje, la cabeza, el tiempo-, pues todo ha perdido su contorno, como en la noche sin luz no lo tiene, incluso cuando la luz está encendida, y por eso se le dicen oscuros a esos sentimientos y pensamientos oscuros que en Electra va gritando la actriz tirada sobre el suelo o, mejor dicho, contra el suelo, como para traspasarlo, y en Los gestos son como un hilo agudo de voz que va muy rápido y retuerce el cuerpo del actor también tirado contra el suelo, y en Wieners también le hace ir muy rápido porque lo persiguen, o mejor dicho, se persigue, lo está persiguiendo a Wieners él mismo, su voz tan solo se adelanta porque él no se cabe ya, no se soporta, y la voz aguda alta es la manera de hacerse caber en él por afuera de él; y al escuchar todas esas piezas desde la grada en el teatro o desde este lado de la página, unx se siente menos solx en esa sensación que sobre todo se define como absoluta soledad; y es esa sensación la que creo que me mueve a querer leer el primer verso del poema de Vicedo, "yo no conozco el daño", no como una frase de un no nacido (que si te fijas bien es quien enuncia en el poema), sino como un conjuro para hablar y hasta salir de él / de ella, la angustia, el daño, el sufrimiento sin contorno, el arte como forma de darle forma a la mañana, cuando otra vez nos levantamos al alba / partículas infinitas del divino sol por los tonos de la noche venerado (wieners, la traducción es mía). Periferia de la noche, de Apichatpong, con una amiga vamos a tumbarnos a ver sueños y rayos y fuego y carreteras y gente también tumbada, que duerme medio sonriendo o que duerme en llamas, la calefacción, además, está muy alta y es, además, muy cálido y hasta dulce este arte que me parece es lo que en esta era un poco más necesitamos: calidez, encuentro, calma y un poco de belleza que no impida pensar pero acompañe. Con otra amiga tumbadas en un colchón en un suelo en un after conversando con franqueza y conexión; inteligencia, compañía, camaradería, calidez. Volver a casa por las mismas calles de siempre como sintiendo que los edificios te reconocen, aunque todxs sabemos que no son ellos quienes tienen memoria, pero salir / sacar de ti la perspectiva, la mirada, la memoria, es un decir que reconforta; como también reconforta saber que de algún modo esos edificios de esas calles en otro minuto en el que no pasamos por ellas nos olvidan, aunque todxs sabemos que no son ellos quienes, etc. No se trata de quedarse exactamente, sino de exactamente estar.

31.1.24

Sale una reseña de El momento analírico, por Max Hidalgo Nácher

"El momento analírico apunta hacia el afuera. «Porque cualquier libro al cabo se construye fuera del libro también», porque su potencia deriva de la posibilidad de hacer rizoma con series heterogéneas. Como escribía Deleuze, «ningún libro contra lo que sea tiene importancia; solo cuentan los libros “a favor de” algo nuevo, y que saben producirlo» (1973: 599). Como si cantáramos con Sérgio Sampaio: «Eu quero é botar meu bloco na rua»" 

Max Hidalgo Nácher (Universitat de Barcelona), "Poesía/poezia: anapolíticas de la crítica y del poema", 452F #30 (enero 2024) >> pdf para lectura y descarga << número #30 completo

23.1.24

publicaciones en revistas y libros de poesía y poética - 023/024

 
 
> "De interior a exterior un viaje". Epílogo a Postales de R de Sayak Valencia, Continta Me tienes, Madrid, 2023.

> "Poética 021/1" en el libro Rapallo conversa: mapas, políticas y prácticas, Rapallo, Buenos Aires, 2023. También incluye ensayos de Violeta Kesselman, Carlos Regueyra Bonilla, Laura Jaramillo, Gabriel Cortiñas, Diego Sequera, Nicole Brossard, Kamau Barthwaite y Gertrude Stein; a partir del ciclo de conferencias del mismo nombre celebrado en Buenos Aires en presencial y en línea entre el 27/11 y el 4/12 de 2021. 

> 5 poemas de REKORD en arrecife, sección de la revista agua poesía líquida, enero 2024.

> 3 poemas de Jinete Último Reino en el número "Antiarte y Revolución" de la revista 491, Canibaal, Valencia, 2024. También incluye textos e imágenes de: Chano Libos, Manuel Puertas Fuertes, Salvador Cuenca, Oswald Andrade, Curro Canavese, Pedro Piñera, Bartolomé Ferrando, Versonautas, Sean Bonney, Yanko González, Alberto Hidalgo, Lucía Sánchez Saornil, Jennifer Arnau, Clotilde López, Tina Modotti, Monique Bastiaans, Franklin Fernández, Almudena Millán, Franzisca Siegrist y Pere Sousa.

 

 

13.1.24

1 de abril (2011-2022), 2024 / ejercicio de memoria - no lineal - espacial // edición postal

 



...
...
...

Pieza de escritura en el tiempo (12 años) primero publicada en este blog y ahora

adaptada e impresa para Paisaje tres, de Kike García y Jesús Bravo,

en edición de Alejandro Simón

y disponible en el Antic Teatre, Barcelona, Festival Salmon,15-17/2/024

https://www.anticteatre.com/events/event/paisaje-tres-kike-garcia-y-jesus-bravo/?lang=es


4.12.23

Salen REKORD y Sale // presentación en Madrid con Luz Pichel // 14/12, JUF, Madrid


En octubre de 2023, la editorial Contrabando publicó REKORD y Sale, un libro y una plaquette en torno a los recuerdos propios y menos propios y al cómo se recuerda, y al cómo se cuenta lo que se recuerda, y al cómo no se recuerda pero te cuentan y se te acuerda como si lo hubieras vivido, y al cómo romper la línea recta que hace biografía e historia para armar un hilo de acontecimientos más parecido a lo que la vida (y el deseo) sean y una pequeñísima otra historia de espania que, entre otros desplazamientos, pasa por tánger, venezuela, nyc y alemania.

El día 2 de octubre los presenté en Espai Crisi, de Barcelona, con David Bestué. Y el día 14 de diciembre los estaré presentando con Luz Pichel en la inmejorable galería de arte y poesía madrileña JUF que llevan la poeta Leticia Ybarra y Beatriz Botas > https://jufjuf.org/es > será desde las 19h en Ronda de Toledo 16, 3º planta, local 310, en horario expandido que incluya lectura, conversación, bebida y comida y venta de los libros a un precio más económico que en librerías.

Luz dice que estos libros son más duros de roer que Salitre, que escribí a la vez, pero quizá por eso, si te adentras, ocurre a la inversa que con aquel, y llegas a una superficie más sencilla de lo que podría parecer... y qué tienen que ver los sueños y los recuerdos, y los recuerdos y lo sueños?

28.11.23

dic. 023 feminista // Feministaldia Gerriya (1/12, Donosti) + ¿Cuánto dura un eco? (16/12, Tenerife)

1/12/2023, Sala Z, Tabakalera Donostia, 18h
Femenino Duro Maravilla (charla)

https://www.feministaldia.eus/es/artxiboa/ediciones/2023/

Honor y suerte de presentar Femenino Duro Maravilla en el festival de cultura feminista Feministaldia, compartiendo cartel con los recitales de Luz Pichel y Mari Luz Esteban y la conferencia de Miren Artetxe Sarasola sobre las ideologías lingüística que violentan las lenguas minoritarias como el euskera o el gallego que en esta sesión se escucharán. Mi charla va sobre qué pueda ser escribir en el interior de un lenguaje regido por el patriarcado y el pensamiento heterosexual, y cómo abrirle vías de agua mediante tácticas y estrategias verbales bien concretas y al detalle aprendidas en poemas de Gertrude Stein, Cecilia Vicuña, Luz Pichel o la Mala Rodríguez, y en la práctica escrita y performativa de algunos poemas propios a la busca de una desde adentro disolución de la montaña de la dominación > siendo también un ejemplo el maravilloso texto del programa del festival de este año > "Hay un paso de baile llamado Rifle Walk que consiste en caminar siguiendo el compás, un, dos, un, dos, igual que lo hace un soldado, colocando los brazos como si se estuviera portando un arma. Sobre esta base, basta suavizar el ritmo de las piernas, balancear un poco las caderas y meterle flow para convertir al soldado en bailarín. Es un gesto que desprende quizá cierta ligereza o superficialidad, pero en su inocencia desarticula -al menos por un breve instante- la dureza de la guerra, la descontextualiza, la vuelve inútil. La guerrilla que invocamos en la XVIII edición de Feministaldia aparece de imprevisto, como este Rifle Walk. Y así como aparece, desaparece, dejando al enemigo en la defensa de algo que antes era importante y ahora ya no lo es. Es un vaivén, es un viento, es una pluma. Es como un fantasma que se desplaza vaporoso llevándose la atención –y la acción– hacia donde no miramos. Una gerriya mal escrita, sin disciplina, que trae el máximo desorden. No es regular ni lineal, sino que tiene curvas, se mueve raro, como si estuviera a punto de atacar pero luego no lo hiciera, dejándonos en un camino aún por recorrer, por construir. Nos despista. Se guía por el deseo y está en el segundo chakra; el de la emoción y el placer. Gerriya de imaginación que no renuncia a la alegría y anima a posiciones corporales imposibles: de la rigidez al meneo y de ahí a la lucha, buscando un ritmo que pueda, en su fuerza, provocar un enorme temblor. Cada corazón es una bomba de relojería. Pelea perrea pelea". 


 16/12/2023, TEA, Santa Cruz de Tenerife, 19h
Orientada a Stein (performance)

https://fotonoviembre.org/guiaFN2023.pdf

https://teatenerife.es/exposicion/cuanto-dura-un-eco/238

Presento mi performance Orientada a Stein en el marco de ¿Cuánto dura un eco? / XVII edición de la Bienal Internacional de Fotografía de Tenerife Fotonoviembre 2023 comisariada por Violeta Janeiro. Violeta Janeiro me invitó a participar del programa público de una exposición en la que reúne el trabajo de artistas mujeres que en los 70 fotografiaron unos movimientos políticos y un incipiente feminismo con el que en la práctica se relacionaban por más que no siempre lo hicieran de forma militante y/o consciente, en diálogo con artistas de décadas posteriores como Itziar Okariz, Diego del Pozo Barriuso o Costa Badía. Orientada a Stein es una pieza compuesta por mis textos más influidos por Gertrude Stein y su también fan el poeta alemán de posguerra Helmut Heissenbüttel, cuyos trabajos, sin del todo enunciarse como feministas como el mío sí lo hacen, abrieron grietas bien significativas en lo que quiera que sea la poesía patriarcal.

6.11.23

carta abierta a las instituciones culturales españolas. Llamada a la acción urgente en solidaridad con el pueblo palestino

 

unas compañeras han arrancado a escribir esta pequeña carta para convocar a un posicionamiento de las instituciones culturales ante el genocidio del pueblo palestino por parte de Israel > https://openletter.earth/carta-abierta-a-las-instituciones-culturales-espanolas-llamada-a-la-accion-urgente-en-solidaridad-con-el-pueblo-palestino-or-open-letter-to-spanish-cultural-institutions-an-urgent-call-to-action-in-solidarity-with-palestine-e7ef186f < Rechazamos la violencia contra toda población civil y pedimos el fin de la ocupación y el apartheid. Nos solidarizamos con el pueblo palestino y exigimos a nuestras instituciones culturales que se posicionen con nosotrxs de forma clara y pongan sus recursos a disposición de una firme petición de alto el fuego inmediato en Gaza, la entrada de ayuda humanitaria y boicot, desinversiones y sanciones (BDS) contra Israel > y pues es un gesto ni siquiera político sino ético mínimo que ojalá nos llevara a otros menos mínimos y más contundentes ante un horror tan contundente, inmoral y alimentador de una espiral que no sabemos en qué vórtice terminará < (Bifo) > la paz incondicional, la renuncia a la victoria, la amistad, la deserción, la alianza entre las víctimas...

27.10.23

restos de jinete



Selina se ha encontrado esta frol (jinete último reino frag 2) crecida en la facultad de bellas artes, qué bonito y qué misterio que haya ahí aparecido. 

Antes de antes de anoche soñé que lo hacía, jinete, estaba a oscuras sobre un escenario y no se veía nada más que el hueco entre mi cuerpo y donde puede llegar mi mano si extiendo el brazo, no había público, tampoco decía texto ni se oía música, el sueño consistía solo en la sensación de hacerlo. 

Lo/s voy a echar muchísimo de menos.

23.10.23

Jinete Último Reino / Un final /// :____________*



La noche del Frag. 3 en el MACBA, festival Idiorritmias, no cabe la gente en el espacio delimitado por la cuadrafonía, en el momento que suena Juan Gabriel, alguien se levanta en éxtasis gritando. El gimnasio del IES Menéndez Pelayo de Getafe, una mañana en la que actuamos para doscientos adolescentes con quienes después conversamos sobre su comprensión tan precisa de la pieza, la pista convertida en escenario gracias al trabajo de Lorenzo, al cubrir de negro una a una las ventanas. Berna, centro social Grosse Halle, festival Auawirleben, el Frag. 2, de lenguaje imposible incluso subtitulado por Elia, de pronto conectando vía sonido con un público que mayormente ni habla ni entiende castellano. Zé dos Bois, Lisboa, la primera actuación tras la pandemia, el jinete brasileño que en la puerta resumió la obra con la palabra perfecta: "Irreductibilidade". La sala de bóvedas del Reina, al salir, un barrio ardiendo que echa en falta a Mame Mbaye. La figura de Miguel Benlloch vestido de pavo real andando entre sombras en el C3A de Córdoba, acercándose al rincón donde aguardamos el momento de mostrar, por primera vez completo, el Frag. 3. La segunda noche del Frag. 1 en Teatros del Canal, en el mismo Festival de Otoño donde muchos años antes, sin conocernos aún, lxs dos nos fijamos en la misma escena de Lipsynch de Robert Lepage: una grabación en vivo de una voz cuyo sonograma se va viendo en una pantalla gigante al fondo; una forma de poner el lenguaje en escena a la que luego llamaremos "audiotexto". El primer estreno, en Abierto por obras en Matadero, envueltos por la instalación Visita guiada de Elena Alonso, ese segundo justo antes de que termine la obra en el que aún no sabes bien lo que acabas de hacer porque todavía la obra que has hecho te es desconocida. La cúpula acristalada del Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires iluminada de rojo por Óscar, retumbando al golpe de nuestros pads. La última vez, en la galería Okela, dos pases y en ninguno cabe la gente amontonada y bañada por las luces que Irene Cantero diseñó para la exposición retrospectiva de Jinete Último Reino que en ella montamos en equipo con Marta, Rubén, Sahatsa, Irati y Leire.
 
Jinete Último Reino es el nombre de una investigación audiotextual que se materializó en una trilogía de obras escénicas -y sus piezas derivadas*- y que ha vivido una vida muy intensa desde que la arrancamos en 2017**. Hoy cerramos el ciclo definitivamente para poder ir a otras partes. Como una vez supimos que ya no era el momento de seguir con Hacía un ruido (2014-2016) porque corría el riesgo de caer en la nostalgia y, así, despolitizarse, sentimos que ya no es el momento de seguir con Jinete Último Reino. El esfuerzo y la energía que requiere sostener materialmente el proyecto ha erosionado el deseo del que la pieza habla y que la pieza pide para ser hecha. Y sin deseo no hay movimiento. La noticia suena tan triste como es, pero también puede ser alegre si pensamos que, en verdad, nunca estuvo dado el contexto (las infraestructuras, los recursos, el circuito) para hacerla pasar, pero aún así la soñamos, la proyectamos y la hicimos, y el hecho de haberla hecho y haber conectado con tanta gente tantas noches tan emocionantes solo puede ser en sí mismo una alegría que guardaremos de por vida. La alegría de que existió y de que, lo que duró, la vivimos, a pesar de una tan pequeña era como esta que nos contiene, tan de noes, tan de llanura, tan sin riesgo vital.
 
Cerramos aquí todo el proyecto de Jinete Último Reino (parte de sus obras de vídeo están en el catálogo de Hamaca, por si quieres disponer de ellas) y ponemos a descansar nuestro trabajo conjunto por un tiempo indefinido, hasta que el deseo vuelva. La cuenta de correo salgadocabezadevaca@gmail.com dejará de estar operativa en las próximas semanas. Fran y María seguimos cada unx con sus proyectos personales y a lxs dos puedes escribir en adelante para cualquier cosa referida a Jinete o Hacía un ruido y todas sus piezas derivadas.  
 
Muchas gracias a quienes hicieron que esto pasara desde dentro (Óscar García Villegas, Lorenzo García-Andrade, Rubén García-Castro, Marta Orozco, Jorge Anguita Mirón, Elia Maqueda), y, desde dentro de la escucha, a quienes vinisteis a verla y la quisisteis. 
 
Nos vemos por ahí, un abrazo fuerte!

María Salgado y Fran MM Cabeza de Vaca
 
 
 
*
Jinete Último Reino Frag. 3 (2017)
Video de la obra de Jacobo García-Andrade. Museo Reina Sofía, 18/3/2018.
> Manifiesto Jinete Último Reino. Cartel. Distintos formatos y diseños en sus 4 ediciones: Couché (2018), Serigrafía y A3 impresión digital (Slimbook, Buenos Aires, 2021), A2 (Okela, Bilbao, 2023); y en El libro del buen [A]mor. Sexualidades raras y disidentes, ed. Fefa Vila y Javier Saéz, Ayuntamiento de Madrid, 2019.
NEGRO (RSRJ RJRS). Audiotexto para auriculares. Radio Museo Reina Sofía, 21/12/2017.

Jinete Último Reino Frag. 2 (2019)
Video de la obra. Musika dena eta escena, Tabakalera, Donostia, 26/1/2021.
NO FEM. Video, 08:55.

Jinete Último Reino Frag. 1 (2021)
Video de la obra. 40 Terrassa Noves Tendències (TNT), Teatro Alegría, Terrassa, 30/9/2021. 
> A la poesía la llama lengua a la lengua la llama continuidad a la discontinuidad a llamar ritmo al ritmo lo llama lengua a la lengua poesía a la poesía la llama ritmo al ritmo lo llama continuidad a la discontinuidad llama lengua a la lengua la llama ritmo al ritmo poesía a la discontinuidad la llama poesía a la lengua la llama discontinuidad a la continuidad llama ritmo al ritmo lo llama discontinuidad a la poesía continuidad. Instalación sonora 8 canales, 2021.
Nana de esta pequeña era. Video,12:07 + publicación en A3 doble cara papel flúor, negativo y positivo.

**
Jinete Último Reino (2017-2023)
TOUR
 
Jinete Último Reino Frag. 3
6/17/2017: Círculo íntimo: el mundo de Pepe Espaliú, Centro de Creación contemporánea de Andalucía, Córdoba.
30/6/2017: El porvenir de la revuelta, Abierto x obras, Matadero de Madrid.
14-15/3/2018: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid.
28/4/2018: Centro Párraga, Murcia.
5/5/2018: Idíoritmies, Museu d'Art Contemporany de Barcelona.
13/12/2018: Querer parecer noche, Centro de Arte Dos de Mayo, Móstoles.
2/3/2019: Festival Salmon, Mercat de les Flors, Barcelona.
2/8/2019: Festival Escenas do cambio, Santiago de Compostela.
25/4/2019: De poesía por Getafe, IES Menéndez Pelayo, Getafe.
19/10/2019: Bad festival, Teatro Campos Antzokia, Bilbao.
10-11/12/2021: Centro Cultural Kirchner, Buenos Aires.

Jinete Último Reino Frag. 2
3/5/2019: Idíoritmies, Museu d'Art Contemporany de Barcelona.
10-11/5/2019: Unalmes, La Casa Encendida, Madrid.
26/1/2021: Musika dena eta escena. Tabakalera, Donostia.
2/2/2021: Ciclo Palabra. Conde Duque, Madrid.
6/5/2021: Centro Párraga, Murcia.
29/4/2022: Sala La Mutant + IVAM, Valencia.
10/5/022: Auawirleben festival. Grosse Halle, Berna.

Jinete Último Reino Frag. 1
11/6/2022:Plataforma III. Teatro principal, Santiago de Compostela.
30/9/22: 40 Terrassa Noves Tendències (TNT), Teatro Alegría, Terrassa.

Trilogy = Frag. 1 + Frag. 2 + Frag. 3
18-21/11/2021:39 Festival de Otoño. Teatros de Canal, Madrid.
 

 

 


 

11.10.23

 


"La vida es un riesgo inconsiderado que nosotros, los vivos, corremos. [...] "Arriesgar la vida" (Risquer sa vie) es una de las expresiones más bellas de nuestro idioma. ¿Significará necesariamente enfrentar la muerte y sobrevivir? ... ¿o bien habrá, inserto en la vida misma, un dispositivo secreto, una música capaz por sí sola de desplazar la existencia hacia esa línea de batalla que llaman deseo? Pues el riesgo -dejemos por lo pronto indeterminado su objeto- abre un espacio desconocido. ¿Cómo es posible, estando vivo, pensarlo a partir de la vida y no de la muerte? En el momento de la decisión, él escudriña nuestra relación íntima con el tiempo. Es como un combate en el que desconoceríamos a su oponente, un deseo del que no tendríamos conocimiento, un amor del que ignoraríamos la cara, un acontecimiento puro. 

¿Cómo no interrogarse acerca de lo que adviene de una cultura que ya no puede pensar el riesgo sin convertirlo en un acto heroico, una locura pura, una conducta apartada de la norma? Y si el riesgo trazara un territorio antes siquiera de realizar un acto, si supusiera una cierta forma de estar en el mundo, si construyera una línea de horizonte... Tal vez arriesgar la vida sea, para empezar, no morir. Morir en vida, bajo todas las formas de renuncia, de la depresión blanca, del sacrificio. Arriesgar la vida, en los momentos clave de nuestra existencia, es un acto que nos rebasa a partir de un saber aún desconocido por nosotros, como una profecía íntima; el momento de una conversión. 

En tanto acto, el riesgo da pie al azar. Lo querríamos voluntario cuando se origina en la oscuridad, lo inverificable, lo incierto. Aquí examino el riesgo en los aspectos que no permiten su evaluación ni su eliminación, bajo el horizonte del no morir. ¿Cómo imaginar que la certeza de nuestro fin podría no tener, de rebote, ningún efecto sobre nuestra existencia? Desde el rincón más lejano de esta certeza sabemos que algún día todo lo que amamos, esperamos, realizamos, será borrado. ¿Y si no morir en vida fuera el primero de todos los riesgos, que se refractara en la proximidad humana del nacimiento y de la muerte? 

El riesgo es un kairos, en el sentido griego del instante decisivo. Y lo que determina no es solamente el povernir sino también el pasado, detrás de nuestro horizonte de espera, en el que se revela una reserva insospechada de libertad. ¿Cómo nombrar lo que al decidir del porvenir, reanima de hecho el pasado, impidiendo su fijación? Pues el riesgo pertenece a una familia acústica, a ese tipo de efecto (Larsen) que hace que el sonido regrese hacia el que lo emite. Cuando se oye de rebote, provoca una suerte de inteligencia secreta que quizá sea la única capaz de desarmar la repetición. Lejos de ser un "hacia adelante" (en avant) puro vuelto hacia el futuro, entabla con el tiempo y la memoria una suerte de inversión de las prioridades, por una suerte de revuelta, de ruptura muy suave y continua. El instante de la decisión, en el que se toma el riesgo, inaugura un tiempo otro, como el traumatismo. Pero un trauma positivo. Sería, milagrosamente, lo contrario de la neurosis cuya marca de fábrica es atrapar en sus redes al porvenir de tal manera que moldee nuestro presente según la matriz de las experiencias pasadas, sin dejar ningún lugar a la irrupción de lo inédito, al desplazamiento, aunque sea ínfimo, abierto por una línea de horizonte. El efecto de rebote del riesgo sería su exacto contrario, sí, sería a partir del futuro un rewind que de alguna manera desmantelaría la reserva de fatalidad incluida en todo pasado, abriendo una posibilidad de estar en el presente; lo que se llama una línea de riesgo."


Anne Doufourmantelle, Elogio del riesgo, Nocturna / Paradiso, 2020.

11.9.23

Perderse en compañía. Miércoles 13 sept. Facultad bellas artes Ucm

 

Quería compartir por aquí un evento organizado por la biblioteca de Bellas Artes de la UCM este miércoles aprovechando el paso del artista Lucas Olivares por la ciudad: https://biblioagenda.ucm.es/event/4031052

Lucas trabaja en el cine, en piezas audiovisuales propias como Una palabra tuya o No es un juego -que también se proyectará el viernes en Madrid en el festival PROYECTOR- y en cortometrajes y largometrajes del colectivo YAGÚA PIRÚ CINE que estaremos viendo el miércoles en la Trasera de la facultad de bellas artes de la Universidad Complutense de Madrid desde las 15h (visionado de cortometrajes y conversación), y también a las 17h (largo y conversación), sin cierre de sala y con posibilidad de unirse en cualquier momento a las proyecciones o charla

YAGÚA PIRÚ CINE es un colectivo formado por Lucas Olivares, Maia Navas, Liz Haedo, Ana Carolina García y Clarisa Navas, que desde el Nordeste argentino y su frontera con Paraguay y el propio Paraguay, trabaja en hacer pasar un cine radicalmente situado y comprometido con formas de hacer y estar y vivir que desafían no sólo la lógica depredadora e individualista del cine industrial sino de las formas producción capitalistas en general. Se trata de un cine que expone el conflicto colonial, nacional y de clase con la contundencia que lo hacen los cortometrajes de Enviado para falsear (que ha sido proyectado y premiado en multitud de festivales), No es un juego o Y PORÁ, pero también con el vitalismo que se desprende de la comedia Hoy partido a las 3 (un maravilloso largometraje que fue hecho sin financiación) o la sensibilidad estética y ética de la gran película que es Las Mil y una. No renunciar a la ficción y apostar a contar historias desde las experiencias vitales concretas en tiempos saturados de lenguaje teórico y abstraído; hacer en colectivo y desde un lugar menor un arte que requiere tantos recursos y que genera tanta deslocalización y ensalzamiento de la autoría; y seguir creyendo en que podrían pasar cosas que parecería imposible que pasaran, son algunas de las cuestiones que Lucas compartirá el miércoles en la UCM y que os invitamos mucho a venir a mirar, sentir y escuchar.

9.7.23

 



eddi circa = la patrona de madrid

28.6.23

 

La Joaqui y Yung Beef cómo hablan de bonito y de inteligente, qué inteligencia tan fuerte y tan de la época, y qué poco que se oyen por ahí reflexiones así de lúcidas sobre la vida, cómo se nota que tienen una y no un simulacro de una. Formas de vida hacen falta para cambiar la vida. Cambiar la vida podría ser otro nombre de lo que el Orgullo solía celebrar un día como hoy, 28 de junio; y el "yo no me voy a calmar nunca" de yb en su entrevista podría hacer hoy de grandísimo lema. 

7.6.23

"Esta concepción del compromiso se inscribe de manera más profunda en la existencia. Pero no en la existencia individual. Las dimensiones existenciales profundas no se reducen a la identidad individual, sino que constituyen las condiciones mismas de la posibilidad de poseer una identidad. Estamos tejidos y producidos por  medio de los vínculos que nos comprometen, de modo que las dimensiones de tales compromisos extraen su fuerza y su raíz de las capas intensivas en las que la identidad individual no existe. Esas dimensiones pertenecen al común, del cual nosotros somos simplemente los pliegues y los modos. En esas profundidades pre-subjetivas y pre-personales, los humanos encuentran la fuerza de crear, de resistir, de imaginar y de amar. Así que, paradójicamente, cabe decir que las fuerzas más íntimas pertenecen también al común (de lo social, de la historia, de la cultura, del medio ambiente). Gracias a estas fuerzas, la época existe en cuanto tal: un artista, un investigador, un amante, un resistente están atravesados continuamente por ellas; así que cuanto más participe uno en las singularidades o en los procesos de liberación, de creación, más relacionado estará con esas dimensiones no personales. Y de manera recíproca, cuanto más se limite a sus pequeñas dimensiones personales menos existirá, en el sentido de que estará menos presente en los procesos de potencia y de libertad.  La posibilidad de crear, de resistir y de amar, sólo es posible a condición de experimentar previamente tales dimensiones de lo común. Ello es así debido a un aspecto importante, según el cual el compromiso no atañe solamente a las opiniones o a una militancia no "profesionalizada" sino a la relación existencial que los grupos y los individuos poseen y desarrollan en el conjunto de la vida, en situaciones concretas. El compromiso se arraiga en los vínculos "ontológicos", aquellos que son reales y sin embargo no opcionales, más que en los acuerdos  o desacuerdos conscientes que se pueden tener respecto a tal o cual realidad: es decir, el compromiso se arraiga en las condiciones que permiten la existencia real."

Miguel Benasayag y Angélique del Rey, El compromiso en una época oscura, Tierradenadie ediciones, 2014; pp. 87-88.