4.11.16


















Esta semana Rubén García Castro y yo (= colectivo ANFIVBIA) estuvimos maquetando la plancha impresa que contiene la parte gráfica del Catálogo de pre-viva voz para cualquier posible situación, que será expuesto el sábado en Ficciones verbicovisuales (Innedito, Gran Vía 64, 16). Pasé una mañana entera y dos horas de una noche revisando el texto mientras por los altavoces del equipo sonaban los audios de la pieza. La posibilidad de trabajar al mismo tiempo en el texto expandido sobre un espacio gráfico de 2 metros de largo por 90 centímetros de ancho y en el texto expandido a través del espacio sonoro de la habitación, me dio  mucho que pensar sobre las limitaciones materiales del formato A4 encajado en la pantalla del ordenador. ¿Qué textos escribiríamos por afuera de las cajitas de word/openoffice/libreoffices/etc? Hay decisiones que pueden ser tomadas imaginariamente, pero es un placer enorme poder decidirlas sobre el papel y/o en el oído. Presiento que esta primera plancha es el comienzo de una muy emocionante exploración.