28.4.16




salió este texto tan chulo sobre la Raverdial de Niño de Elche y los Voluble. Me hizo pensar qué es lo que más me gusta de cuando lo veo actuar al Niño (y ya van varias veces, en varias formas y contextos diferentes: Siete lunas con Mal pelo, Voces del Extremo con Pony Bravo, en una paella en el Espai Obert con María Arnal, que es otro alucine de presencia, la Raverdial en la Casa Encendida) aparte de la actuación misma, del aura, de la forma de mezcla de lenguajes flamencos, populares, de vanguardida, sin distinción, sin retórica de la mezcla :: es como cuando vi a Israel Galván en el Teatro Real poner a uno de sus músicos en camiseta de tirantes cantar el palo flamenco menos fino con una guitarrita en un escenario metido en el patio de butacas :: lo que más me gusta es sentir que es posible la escisión con las cosas que nos hacen mal - el dominio la jerarquía la desigualdad - que es posible hacerse una cultura autónoma - y no sólo por escribir "Rita Maestre somos todas" sobre un vídeo del salto de la valla del rocío, que también - sino por compartir esa experiencia de poder ser alguien en común, digo, que no se pliega