21.12.15



qué raro todo. Ingobernable. Qué bien. A lo mejor, con suerte, volvemos a salir a la calle.