24.12.09

new orleans port of corruption // el árbol de los niños perdidos // ny-nola nov 09




en nueva orleans conocimos a un chica que vivía en una casa con otrxs 18 artistas y con 12 perros más los invitadxs de cada perro y de cada artista. En el jardín de atrás habían construido una gigantesca casa en un árbol, una casa de varias plantas que se comunicaban por escaleras y por un tobogán que acababa en piscina, abajo. En esa casa perdimos 700 fotos de new orleans:


la calle bourbon por la noche: la depravación espectacularizada: burdeles, bares de hooligans, karaokes y ocio de exceso para los pobres de todo el sur

el puerto de algiers point, enfrente justo del frente de new orleans

el río Missisipi. El tercer río del mundo. Un río marrón. Un río tom sawyer. Un río ancho, caudaloso, navegable. Todo un río, nada menos, mejor sin fotografías

un hostal deleznable en el que conocimos varios rednecks, varios alcohólicos, varios enfermos de cualquier cosa y a una simpática excombatiente en irak que ahora trabajaba como actriz de reparto en películas de lucha

casas de madera del siglo dieciocho, balcones forjados, casas de colores, frondosidad y morosidad y desconchones y decadencia. Y un montón de gente borracha a todas horas haciendo que se lo pasaba bien a todas horas

barrios no de madera ni del siglo deiciocho donde el miedo se convierte en pena. Un panel en una iglesia con la lista de asesinados este año 09, unos 200. Comida basura. Casas destartaladas, calles sin arreglar. Poca luz

la parte de naves detrás del río, donde solía cruzar el tranvía (llamado deseo). Naves abandonadas para fiestas hippies que no supimos encontrar

un tipo que sale de un porsche en calzoncillos - en magazine st. por la mañana


y la frenchmen st, fuera del barrio francés, que es larga y oscura y está llena de bares llenos de música y frenitud. Sí, eso mismo, fernitud.


todas esas fotos, perdidas en el árbol. Polis gordos comiendo hamburguesas a las 12 de la noche. Un partido de los Saints. Un desayuno de chuletas de cerdo y tortitas y café nonstop en el Please u, un diner de verdad - el baño dentro de la cocina, justo al lado del bacon y de la mantequilla. Un museo sobre el desembarco de normandía el día del veterano: viejos en tacatá que contaban junto a los diaporamas que no sabían saltar en paracaídas cuando los lanzaron en paracaídas sobre las costas francesas. Montones de militares vestidos de militares, glups, us army. Y el vacile de la gente del sur, qué van a hacerle, les apetece siempre vacilar. Te dicen sweetheart y luego te vacilan.