3.8.15

el verano del calor / julio 015

todo está agua. Todo este agua la fuente. La adolescencia. Todo esta oscura. Todo está a oscuras. Todo hace agua la era. Y si lo vieran con mis propios los creerían. Lo crearían el calor de por poder mirarlo. Era absurdo y de tanto enloquecía un poco y apocaba otro poco y hacinaba otro tanto. No se podía contar, se podía en todo caso pasar de cuerpo a cuerpo como entre ramas

agujas de pino en el sitio y 96% de luna azul en el puesto y una estrella de emisión de foco rojo arriba de la torre de cemento y al frente la ciudad por la cual no nos inexplicablemente hemos ido a otra ciudad desde la que no se pueda ver ésta ni vernos hacer figuras de fuga y amor y emisión y azuleo como si hubiera solución de época en perder el cuerpo en que desde lejos otros que no son nosotras nos recibieran

la noche que no refrescó
la noche que sí refrescó
la que después hubo tormenta 
y la de antes del bochorno

madrid hoy máx. 38 
mín  20, el bochorno recuece la cabeza