17.2.08

No cabemos en Madrid

El viernes a la noche los vecinos de la sala Circo de Pulgas nos amenazaron con denunciarnos- cosa que quizás llegaron a hacer. Tuvimos que desalojar justamente detrás de la actuación a las 200 personas que allí se apiñaban. Y pienso:

a) Madrid es una ciudad gobernada por vecinos. Vecinos que no lo son: que hacen por desconocerse/nos para no negociar. Su razón no les falta.

b) Los vecinos tienen razón en sentirse molestos, pero ampliaría yo el rango de molestias: obras continuas y absurdas para persistir en la dinámica especuladora, altos precios, submileurismo, no future o future muy precario, y, como punto

c) ausencia de espacios de encuentro. Salas de prueba, lugares no higienizados ni controlados para poder ir ensayando lo que queremos inventar. La lógica de los macro-eventos culturales y de los grandes espacios bancarios de cultura nos sumerge en el tutelaje permanente, en la cultura-concurso, y la urgencia de la obra acabada y espectacular.

d) No queremos espectáculo; deseamos el fallo. Sé que la primera persona plural generacional es difícil de asumir, “NOSOTRXS”; creo que nunca antes lo hice. Pero nostroxs no cabemos en Madrid. Pero nosotrxs vamos siendo clusuradxs y dirigidxs hacia los sitios de consumo tras el cierre de todo lo poquito que en Madrid había, incluidas las plazas y calles del viejo botellón. Por eso se desbordan los espacios diferentes, como la sala el otro día, o como, a otro nivel, el espacio okupado Patio Maravillas cada fin de semana. Pero es aburrido todo esto. Pero nostrxs además hemos de recibir el reproche generacional de ser indiferentes, de no asistir a nuestras vidas. Nos acusan de No. Pero es que no cabemos.

El post quedó muy largo, el globo está pesado.

6 comentarios:

child in time dijo...

Me sumo a la protesta, si es que la hay. Y si no la hay me sumo en mí mismo y paso el peso de este globo a mi lomo. Entonces me cuelgo y soplo. Y soplo y soplo hasta que el ascua se encienda y la hoguera se extienda más allá de los mares. Fuego al juego y ojo al mochuelo que es de oro, como el loro. Allá el moro, que éso no va con mi obituario, pero sí el arte que es mi parte y mi todo.

Manolo Arana dijo...

el post te quedó exacto.


aquí, en el sur, comenzamos a ver ya también las orejas del lobo...

Maga Despistada dijo...

¡No puede ser! ¡La sala tiene que seguir ahi para los que todavía no la hemos pisado! Cuánta razón llevas, mi querida sra. Ramsay.

maría salgado dijo...

gracias, maga, manolo y childintime, veremos cómo inventarnos el lugar y la manera! abrazos

Domadora de Elefantes dijo...

Vecinos = pesadilla. He huido de ellos a un lugar entre los pinos y aún así noto el aliento de su mediocridad en cosas como la que cuentas. Yo también fui desalojada de un espacio "no artístico" en que queríamos hacer arte, precisamente con globos, porque a los vecinos les parecía impropio.
Comentario demasiado largo. lo siento.
Un abrazo.

Rosa S. dijo...

Mery

tienes razón y yo he encontrado en tus diferentes salas el lugar deshigienizado de expansión que después de la Vid (decir eso sí que es revolucionario ;) y Utopía me han servido para sentirme dueña del tiempo

unbeso globa, lo siguiente será un avión de papel, un rayo o un movimiento nano
www.activeresistance.co.uk

muas